Todos sabemos, por propia experiencia, que determinadas patologías no pueden esperar a días o horarios concretos, bien por su gravedad o por el estrés y angustia que producen en el animal y su propietario.

Por eso contamos con un servicio de urgencias, las 24 horas, todos los días del año, en el que tambien realizamos seguimientos y continuación de tratamientos de nuestra Clínica o de otros centros veterinarios.